Las 10 recomendaciones del PTP al país para mejorar la productividad, calidad y competitividad de su industria

En la celebración de sus 10 años como uno de los brazos ejecutores de la política industrial, el Programa de Transformación Productiva (PTP), del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, entregó 10 recomendaciones sobre lo que se debe hacer el país para que la industria produzca más, con mejor calidad y mayor valor agregado.
evento diez años ptp Pie de foto: evento diez años ptp
Bogotá, 4 de julio de 2018 - @PTPColombia. Priorizar la calidad como la base de la productividad y la competitividad de la industria, aumentar los programas de intervención para mejorar los procesos internos de las empresas, apostarle a la eficiencia energética y destinar mayor inversión a la atención a sectores estratégicos son algunas de las recomendaciones del Programa de Transformación Productiva (PTP) para mejorar la calidad, productividad y competitividad de la industria en los próximos años.

Estas recomendaciones hacen parte del decálogo para la productividad que el PTP presentó este miércoles durante la celebración de su décimo aniversario. En él, también se plantea la necesidad de cerrar las brechas tecnológicas de las empresas y promover más articulación público-privada para atender zonas en posconflicto.

“Hace 10 años, el PTP nació con la misión de articular a los actores públicos y privados para reducir los obstáculos que afectan la productividad de industrias estratégicas para el país. Logramos aumentar su capacidad para exportar, generar empleo y sofisticar la oferta. En esa labor, el Programa ha trabajado con 150 aliados con los que ha llevado proyectos a 29 departamentos, jalonando el desarrollo productivo del país desde las regiones”, señaló la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez.

El decálogo también destaca la necesidad de potenciar el foco sectorial como una estrategia para tener una oferta exportable que responda a las exigencias del mercado global, esto teniendo en cuenta que los sectores PTP representan el 35% de las exportaciones no tradicionales del país.

“Estas recomendaciones nacen de la experiencia de estos 10 años. En este tiempo construimos con la industria 20 planes de negocio con visión a 2032, que han permitido que sectores como  el piscícola, el de frutas como el aguacate Hass, cosméticos, software o BPO hoy estén entre los nuevos exportadores. También recoge los aprendizajes en las intervenciones hechas a 1.100 empresas y 12.000 unidades productivas desde 2015”, agregó el gerente del Programa de Transformación Productiva, Felipe Torres.
 

Las 10 recomendaciones del PTP

1. Priorizar la calidad como un pilar de la productividad y la competitividad. Para que los productos y servicios de la industria lleguen a más mercado es necesario facilitarles herramientas para que accedan a certificaciones de calidad. Se deben implementar programas de asistencia técnica que ayuden a las empresas a obtener certificaciones internacionales y, al tiempo, fortalecer la infraestructura de la calidad en el país.

2. Trabajar por un entorno normativo más pertinente. En su trabajo de velar por un entorno normativo que ayude a la industrias a ser más competitivas, el PTP debe enmarcarse en actividades que permitan pasar de acciones, en algunos casos reactivas y de contención, a dinámicas más propositivas y debe enfocarse en la promoción de un entorno normativo que tenga en cuenta los mejores ejemplos internacionales que incentiven los encadenamientos, la sofisticación y la internacionalización de los productos y servicios de la industria nacional.

3. Desarrollar la productividad dentro de las empresas como tarea principal. El país, a través del PTP, debe aumentar los programas de asistencia técnica dentro de las empresas para mejorar sus indicadores de productividad para que produzcan más, con mejor calidad y mayor valor agregado.

4. Permear las acciones del PTP en todas las instancias regionales que manejan la productividad y la competitividad. Es indispensable seguir en la senda de generar alianzas público-privadas con organizaciones estratégicas para el desarrollo empresarial, tanto nacional como con los principales gremios de la producción, y con el ecosistema regional a nivel de gobernaciones y alcaldías, sustentando el proceso en los Planes Regionales de Competitividad, para así garantizar el apalancamiento de recursos a través de los Planes de Desarrollo Departamentales y Municipales.

5. Promover la adopción de servicios de base tecnológica para facilitar la inserción en los mercados globales. En el ámbito de las tecnologías de la información, el foco del PTP se debe encaminar a cerrar las brechas entre la oferta de soluciones tecnológicas y su demanda en las empresas de manufactura y agroindustria. Las estrategias y los programas liderados por el PTP deberán, por un lado, aumentar la oferta de soluciones tecnológicas y, por el otro, especializar la oferta de las empresas de servicios.

6. Convertir la responsabilidad social y medioambiental en un promotor de productividad. El desarrollo de la industria no puede darse aislado de los impactos ambientales y sociales que esto genera y de la visión de futuro que se quiere construir. En este sentido, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de la estrategia de crecimiento verde, el PTP debe continuar y fortalecer su trabajo asegurando que el objetivo de aumento de la productividad se hace partiendo de la premisa de una adecuada gestión de los recursos humanos y ambientales.

7. PTP como articulador público-privado para aumentar la productividad y calidad del agro en zonas de posconflicto. Mediante la experiencia adquirida en la implementación de proyectos productivos en el marco de la Alianza El Agro Exporta, el PTP debe fortalecerse como un articulador público-privado para realizar proyectos productivos para la reincorporación, para la sustitución y comunitarios a zonas que han sido golpeadas por el conflicto armado, para así crear un entorno que permita su crecimiento socioeconómico. 

8. Crear en las empresas la cultura hacia la eficiencia energética para aumentar la productividad. El sector industrial utiliza cerca del 19% del consumo de energía del país (el porcentaje incluye electricidad, gas natural y combustibles fósiles, entre otros), por lo que es necesario trabajar en programas que fomenten el consumo eficiente de la energía; que se definan y promuevan medidas que racionalicen el consumo energético, teniendo en cuenta que la industria se enfrenta a un contexto internacional más competitivo y a la estrategia nacional e internacional de un crecimiento económico verde, es decir, sostenible.

9. PTP como promotor de los principales encadenamientos de la industria. El PTP debe orientar sus acciones a promover encadenamientos productivos entre todos los eslabones de la cadena productiva. En acciones conjuntas con los sectores público y privado se debe trabajar por facilitar el desarrollo de proveedores y el acceso a la oferta de bienes públicos.

10. Potenciar el foco sectorial y aumentar los recursos económicos. Existe una mayor posibilidad de resultados cuando los programas para mejorar la productividad de la industria tienen mayor inversión y gobernanza. En ese sentido, el llamado no es solo a enfocar los esfuerzos en aquellos sectores que tienen mayor potencial, sino también a que se movilicen recursos hacia estos sectores, con el fin de generar bienes públicos que atiendan a sus necesidades.

10 años como aliado para producir más, con mejor calidad y mayor valor agregado

 “Hace 10 años, Colombia vivía un momento importante en su historia comercial, con dos retos muy claros: integrarse al mundo a través de acuerdos comerciales y, al tiempo, la necesidad de tener una industria preparada no solo para exportar hacia esos nuevos mercados, sino también para competir en su misma casa. Fue en este escenario en el que nació el Programa de Transformación Productiva”, agregó Torres. Desde entonces, el PTP ha dedicado sus esfuerzos a mejorar la productividad, calidad y competitividad de sectores importantes para el desarrollo del país que pudieran responder a esos retos.

Hoy, el Programa trabaja con 18 sectores que son fundamentales para el desarrollo productivo del país: cacao y derivados, cafés especiales y derivados, piscicultura (trucha y tilapia), carne bovina, frutas y derivados (aguacate Hass, piña, mango y papaya), lácteos, alimentos procesados, industrias del movimiento (autopartes, astillero y aeronáutico), industrias para la construcción, cosméticos y aseo, farmacéutico, química básica, plástico y pinturas, sistema moda, BPO, KPO e ITO; software y TI, turismo de bienestar, y turismo de naturaleza.

En esta labor, y a través de la constante articulación con actores públicos y privados, el PTP ha hecho posible que el país cuente con 20 planes de negocio, hojas de ruta que trazan retos y acciones para el crecimiento de sectores estratégicos. Este año hay 6 más en constricción.

También permitió que el país haya dado el primer paso en el biocomercio, que industrias como la automotriz y la astillera tengan programas de fomento que les ayudan a reducir costos de producción al permitirles importar con cero arancel productos que no se fabrican en Colombia, que sectores como el cosmético hoy tengan más herramientas para elevar su calidad y menos trámites para hacerlos más competitivos.

Desde el 2015, además, el PTP comenzó a ejecutar programas de asistencia técnica de entre seis meses y un año dentro de las empresas y unidades productivas para mejorar sus indicadores de productividad. En estas intervenciones las empresas pueden aumentar en 30% su productividad laboral. Por ejemplo, si antes un trabajador le representaba a la empresa una rentabilidad de 1.000.000 de pesos, al mejorar su productividad ésta aumenta a $1.300.000 (análisis hecho sobre los resultados del proyecto Acelerador de Productividad).
Comparte: