9 consejos para ‘subir’ su empresa a la nube

Para las empresas, la computación en la nube permite tener mayor flexibilidad y agilidad en sus procesos al permitirles configurar y provisionar fácilmente sus recursos, redes de cómputo, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios vía Internet, y permitir su acceso y administración virtualmente.

Orientar a las empresas en la implementación de herramientas digitales y nuevas tecnologías es uno de los objetivos de Colombia Productiva, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que en alianza con Fedesoft busca compartir este conocimiento para que las compañías colombianas aumenten su rentabilidad y flujos de caja y mejoren el servicio al cliente, los tiempos de producción y de entrega, entre otros aspectos. 

En ese sentido, una herramienta importante para las empresas en la actualidad es la nube: el espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet, al que se puede acceder desde cualquier dispositivo y lugar.

Para las empresas, la computación en la nube permite tener mayor flexibilidad y agilidad en sus procesos al permitirles configurar y provisionar fácilmente sus recursos, redes de cómputo, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios vía Internet, y permitir su acceso y administración virtualmente.

Por eso, le brindamos 9 consejos para ‘subir’ su empresa a la nube: 

1. Nube pública: la nube pública es ideal para pymes o negocios con demanda variable, pues pueden poner a disposición de sus clientes información general en internet para ser consultada libremente. Su costo depende de cuántas personas la consulten. 

2. Nube privada: la nube privada o corporativa es ideal para empresas grandes o con condiciones estrictas de manejo de datos, dado que tiene mayores niveles de personalización, control y seguridad. 

3. Nube híbrida: esta modalidad le permite tener lo mejor de las nubes pública y privada, usar la primera para operaciones que no sean confidenciales y la segunda para aquellas esenciales para el negocio. 

4. Proveedor: identifique cuál es el proveedor de servicio en la nube que mejor se acople para el manejo de sus datos, según la información que maneja su empresa. 

5. Seguridad: identifique con ayuda de un profesional los riesgos de seguridad de su información para poder prevenirlos a través de la implementación de herramientas de ciberseguridad y, más importante aún, de la adopción de prácticas digitales seguras. 

6. Contraseñas: sin importar el tipo de nube o la información que contenga, establezca buenas prácticas con las contraseñas que usen quienes accedan a esta: que tengan más de 9 caracteres, que no incluyan información obvia (como nombres de familiares o mascotas), que sean distintas en cada servicio y que no se compartan entre varias personas. 

7. Información: establezca dónde va a localizar la información y conozca cuáles son las políticas de retención y seguridad de su información y aplicaciones. Compare entre las opciones que le den los posibles proveedores para escoger la que se acople a sus necesidades. 

8. Recuperación: determine si su proveedor tiene políticas de redundancia (duplicación de datos en distintos servidores) para prevenir pérdidas de información, y en caso de que dichas pérdidas ocurran, qué tan rápido está preparado el proveedor para recuperarla. 

9. Protección: tenga claro cómo proteger la información para reglamentar qué puede subir a la nube y qué no, de acuerdo con su negocio.

Comparte: